trucos blogger

martes, 21 de abril de 2009

COMBATE CON VIC MORROW



Victor "Vic" Morrow (14 de febrero, 1929 - 23 de julio, 1982; nacido en el Bronx) fue un actor estadounidense. Morrow dejó la escuela secundaria para unirse a la Marina de Guerra de los Estados Unidos a los diecisiete años. Después de retirarse de la marina, estudió leyes en la Universidad Estatal de Florida, donde se vio implicado en el estudio de la actuación. Entonces, se enroló en la escuela Actors Workshop en New York.
El primer papel cinematográfico de Morrow, fue en la película Blackboard Jungle (1955). Después de esta película incursionó en la televisión, siendo parte del elenco de la serie televisiva Combat! (1962-1967), en la cual también trabajó como director televisivo. Después de que Combat! terminó, colaboró en el desarrollo largometrajes para televisión y varios filmes.
Morrow murió durante la grabación de Twilight Zone: The Movie, mientras sujetaba a dos niños (Myca Dinh Le y Renee Shin-Yi Chen). Un helicóptero usado en el set perdió el control y colisionó, decapitando a Morrow y a uno de los niños con las hélices. El otro niño murió al ser aplastado por el autogiro. Quienes iban dentro del helicóptero salieron ilesos. El accidente indujo en Estados Unidos, intensas reformas laborales de menores y regulaciones de seguridad en el plató cinematográfico.
Vic Morrow está sepultado en el Hillside Memorial Park Cemetery en Culver City, California.
Morrow fue el padre de las actrices Jennifer Jason Leigh y Carrie Morrow.
24 mayo, 2007
La muerte del actor Vic Morrow


Llevo unos cuantos días dándole vueltas a la idea de escribir este post. Es una historia, como toda la de la crónica negra de Hollywood, que siempre me ha parecido sorprendente. Pero esta vez, no sé muy bien cómo, han aparecido las imágenes desaparecidas de la muerte de Vic Morrow.

Les pongo en antecedentes: Vic Morrow era un actor curtido en mil películas y mil series de televisión. Una visita a Youtube con su nombre nos mostrará decenas de actuaciones a lo largo de su vida.

Steven Spielberg y John Landis le contrataron para hacer uno de los episodios de la película Twilight Zone. Este era un proyecto que Spielberg llevaba persiguiendo muchos años y que surgió en forma de película de cine con cuatro episodios cortos. Esto ocurrió mucho antes de que Spielberg pusiera en marcha la serie de televisión Cuentos Asombrosos.

Twilight Zone contaba con cuatro directores fantásticos para las cuatro historias. Concretamente, en la de John Landis era en la que actuaba Vic Morrow. En una de las secuencias, su personaje coge a dos niños y escapa por un lago del ataque de un helicóptero (se supone que es Vietnam), con tan mala suerte que el helicóptero tiene un accidente y una de las aspas le corta la cabeza al famoso actor y a uno de los niños. El resto del fuselaje cae sobre el segundo niño, resultando muertos los tres de forma instantánea.

Una historia muy, muy trágica que ha seguido siendo noticia en los tribunales hasta hace muy poco tiempo. Y aunque Twilight Zone se estrenó y fue un éxito notable, la escena, evidentemente, nunca se llegó a ver en la película y el guión se cambió ligeramente (aunque era el último día de rodaje de Morrow y su papel estaba rodado).

La historia de Vic Morrow, padre en la vida real de la actriz Jennifer Jason Leight (que dudo que algún día actúe en una película de Spielberg o Landis), ha coleado mucho tiempo y ha perseguido, en forma de juicios initerrumpidos (y en forma de sedantes y depresiones), de forma muy dura a John Landis.

Una de las críticas que más se le ha hecho a Spielberg es la de haberse limpiado las manos dejándole toda la responsabilidad a Landis. Hay una biografía no autorizada de Spielberg (y traducida al español) que cuenta como Spielberg ante situaciones de máximo estrés, se comporta como un niño, te deja de hablar, te cuelga el teléfono, te ignora... En fin, que el peso de la ley recayó sobre ambos, pero la responsabilidad moral parece que era propiedad exclusiva de Landis.

John Landis no ha parado de repetir que esta historia es una tragedia, pero no deja de ser un accidente. Un helicóptero en el cine es algo muy complejo y estas cosas, aunque no deberían pasar, pasan. En cualquier caso, las medidas de seguridad eran las adecuadas y el juicio declaró al entonces joven director inocente. De hecho, es a partir de este juicio cuando se empiezan a tomar medidas con los horarios de niños y actores (la escena se rodó más de una vez y el agotamiento en el equipo de rodaje era visible.